Estimación por analogía


Esta técnica constituye un complemento a la de juicio de expertos. En ella, las personas involucradas no sólo trabajan con su experiencia acumulada, sino que disponen también de datos de proyectos acabados relativamente similares al que disponen también de datos de proyectos acabados relativamente similares al que hay que estimar. Así, por comparación, se pueden evaluar las diferencias entre el nuevo proyecto y los antiguos y extrapolar su coste. Por ejemplo, si se considera que la nueva aplicación tendrá un tamaño que es un 10% mayor que otro proyecto similar ya terminado cuyo coste fue 100.000 euros. Además , se compararían las características de ambos proyectos (calidad del personal, formación, herramientas, etc.) para retocar la estimación.

Tema2.jpg


Es importante señalar que los ajustes en el coste, esfuerzo o tamaño del nuevo proyecto pueden realizarse de forma lineal, es decir, se mantiene aproximadamente la proporcionalidad (en el ejemplo anterior, un 10% más de tamaño implica un 10% más de coste). Sin embargo, se ha detectado que los plazos de tiempo no guardan una relación lineal con el esfuerzo o el tamaño del proyecto (un 10% menos de tiempo para acabar el proyecto no implica un 10% más de coste sino aproximadamente un 52% de incremento). La opción, en estos casos, es recurrir a las ecuaciones de costes.

Por otra parte, cuando se dispone de bastantes datos de proyectos terminados, se puede mejorar la analogía. Así, seleccionando dos proyectos parecidos al actual, uno mayor y otro menos, se puede obtener una mejor estimación interpolando los valores de ambos.

La principal ventaja de esta técnica es que está basada en la experiencia real (no sólo en la subjetiva) de los proyectos. El inconveniente esencial es que es difícil conocer realmente el grado de similitud del proyecto que se estima con el terminado elegido. Su éxito depende de contar con una buena colección de discos de proyectos lo que, por otra parte, es esencial para el buen funcionamiento de todos los métodos de estimación.

En resumen la estimación de costes por analogía implica usar el coste real de proyectos anteriores similares como base para estimar el coste del proyecto actual. La estimación de costes por analogía se utiliza frecuentemente para la estimación de costes cuando la cantidad de información detallada sobre el proyecto es limitada (por ejemplo, en las fases tempranas). La estimación de costes por analogía utiliza el juicio de expertos. La estimación de costes por analogía es, en general, menos costosa que otras técnicas, pero generalmente también es menos exacta. Es más fiable cuando los proyectos anteriores son similares de hecho y no sólo en apariencia, y las personas o grupos que preparan las estimaciones tienen la experiencia necesaria.


Estimación por descomposición

En esta técnica, el responsable de cada componente del software que hay que construir estima el coste de su desarrollo. La estimación para el proyecto completo se calcula mediante la suma de las cantidades parciales (enfoque abajo-arriba o bottom-up). Para poder aplicar esta técnica con una mínima eficacia se necesita disponer de un diagrama de descomposición del producto. Lo más habitual es contar con una WBS del producto, que suele crearse en la planificación del proyecto y que representa la jerarquía del producto. La técnica suele complementarse con un diagrama de descomposición de actividades del proyecto (WBS del trabajo) que indica la jerarquía de tareas del proyecto. De esta manera se asegura que actividades como la integración de componentes o la gestión de la configuración queden reflejadas en la estimación del coste.

Otro aspecto a tener en cuenta en la estimación de cada tarea del proyecto por parte de su responsable son las ventajas e inconvenientes que representa. Por un lado, este enfoque obliga a comprender mejor la tarea a desarrollar y permite a cada componente del equipo de desarrollo planear su trabajo, asegurando el compromiso personal de cada uno con la estimación obtenida. Los inconvenientes proceden de la dificultad para considerar dos posibles fuentes adicionales de coste.

- Actividades relacionadas con el proyecto que no suelen incluirse en la definición del mismo: por ejemplo, leer código, revisar, reunirse, etc. Según un estudio de Boehm pueden suponer el 40% del proyecto.

- Actividades no relacionadas con el proyectos. Un estudio sobre los hábitos de trabajo diario de 70 programadores dio como resultado que un 30% del tiempo se dedicaba a formación, asuntos personales, etc.


Tema2_(1)_1.jpg

El proceso de descomposición y análisis basado en la jerarquía de componentes de procesos o productos es una técnica que está logrando un gran éxito, no sólo en el mundo del software sino en otras áreas de trabajo. Este enfoque se suele conocer como proceso de análisis basado en la jerarquía o AHP (Analytic Hierarchy Process).

Por último, hay que recordar que el análisis jerárquico para la estimación admite también el tratamiento de arriba-abajo (top-down). En este caso, se trata de, una vez estimado el coste total del proyecto, poder saber qué parte del mismo (porcentaje) se asigna a cada uno de los componentes del software o cada tarea del desarrollo. En cualquier caso, la estrategia abajo-arriba o la arriba-abajo pueden (y suelen) aplicarse conjuntamente con otras técnicas de estimación.